Cuando miramos atrás en la historia del Kendo, existen ciertos puntos fundamentales que no debemos pasar por alto

El primero de esos puntos es el advenimiento de la espada japonesa. La espada japonesa surgió a mitades del siglo XI (en la mitad de la era Heian 794-1185) y posee una hoja levemente arqueada con los cantos levantados (llamados Shinogi). El modelo original fue, presumiblemente, empuñado por una tribu del norte de Japón, especializada en batallas de caballería, durante el siglo IX. Desde entonces, esta espada fue usada por los Samurai y la tecnología para su producción avanzó con rapidez durante el reinado temprano de los gobernadores samurai (final de la era Kamakura en el siglo XIII). De este modo, no sería una exageración decir que tanto las técnicas de manejo usando los Shinogi, que dieron lugar a la expresión Shinogi wo Kezuru, como la espada japonesa, habían nacido plenamente como productos de origen japonés.

Al final de la Guerra Onin, que sucedió en la última mitad de la Era Muromachi (1392-1573), Japón experimentó el caos durante unos cien años. Durante estos años se establecieron muchas escuelas de Kenjutsu. En 1543, se llevaron por primera vez armas de fuego a la isla de Tanegashima (situada en el la zona mas meridional de Japón). La espada japonesa se fabricaba por entonces usando el método de forjado Tatarafuki, con polvo de hierro de gran calidad extraída del lecho del río. Así, no pasó mucho tiempo hasta que ingentes cantidades de armas de fuego fueron construidas usando este mismo polvo de hierro de gran calidad y el mismo método de forjado que el que se usaba para construir espadas. Como resultado, el sistema de combate con grandes armaduras pesadas que había prevalecido hasta el momento, cambió dramáticamente a un estilo ligero de cuerpo a cuerpo. Las experiencias de lucha reales dieron lugar al desarrollo avanzado y a la especialización de la forja de espadas así como el establecimiento de más técnicas y escuelas de esgrima mas refinadas cuya evolución ha llegado al presente a través de varias escuelas, tales como el Shinkage Ryu o el Itto Ryu.

Japón comenzó a experimentar un periodo relativamente pacífico desde el comiendo de la era Edo (1603-1867). Durante este tiempo, las técnicas de la espada pasaron de técnicas para asesinar gente a una que desarrollara a la persona a través de conceptos como un estilo de vida disciplinario del Samurai. Estas ideas se recogieron en libros que narraban el arte de la guerra al principio de la era Edo. Ejemplos de esto son “Heiho Kodensho” (la Espada otorgadora de vida) por Yagyu Munenori; “Fudochi Shinmyoroku” (La mente sin grilletes) por el monje Takuan, que era una interpretación escrita del libro de Yagyu Munemori “Ken to Zen” ( La espada y el Zen) escrito por Iemitsu Tokugawa, Tercer Shogunato del Gobierno Tokugawa; y “Gorin no Sho” (El Libro de los cinco anillos por Musashi Miyamoto. Muchos otros libros sobre las teorías de la esgrima se publicaron durante la mitad o al final de la época intermedia de la era Edo. Muchos de estos escritos se han convertido en clásicos y en una influencia para los practicantes de Kendo actuales.

Lo que estas publicaciones trataron de hacerle entender al Samurai era cómo vivir más allá de la muerte. Estas enseñanzas se utilizaban para la vida diaria. El Samurai estudiaba estos libros y enseñanzas día a día, vivía una vida austera, cultivaban sus mentes y se entregaban al sacrificio de su vida al refinamiento del Bujutsu, aprendían la diferencia entre el Bien y el Mal, y que, en momentos de emergencia debían estar preparados para sacrificar sus vidas por el Han (clan) y su Señor Feudal. En términos actuales, trabajaban como funcionarios y soldados. El espíritu del Bushido que evolucionó en este periodo, se desarrolló durante los pacíficos 246 años de periodo Tokugawa. Incluso tras destruirse el sistema feudal, este espíritu del Bushido permanece vivo en las mentes de los Japoneses.

Por otro lado, mientras continuaban los tiempos pacíficos y el Kenjutsu desarrollaba nuevas y gráciles técnicas de la espada creadas a partir de técnicas reales de combate, Naganuma Shirozaemon Kunisatou de la escuela Jikishinkage Ryu, desarrolló una nueva base de las técnicas de la espada.

Durante la Era Shotoku (1711-1715), Naganuma elaboró el equipamiento de protección de Kendo y estableció un método de entrenamiento mediante el uso del shinai. Este es el origen directo de la disciplina del Kendo actual. A partir de entonces, en la era Horeki (1751-1764), Nakanishi Chuzo Kotake de la escuela Itto comenzó a usar un nuevo método de entrenamiento usando un Men ( casco) de metal y las protecciones de bambó, lo cual se impuso entre varias escuelas en un corto periodo de tiempo. En la era Kaisen (1789-1801), una competición entre escuelas se hizo bastante famosa y los Samurai viajaban más allá de los límites de sus provincias en busca de adversarios más fuertes que les permitieran mejorar su técnica.

Sobre la segunda mitad de la era Edo (principios del siglo XIX), se produjeron nuevos tipos de equipamiento como el Yotsuwari Shinai (espadas de cuatro láminas de bambú unidas). Este nuevo Shinai era más elástico y duradero que el Fukuro Shinai que fue substituido por el nuevo. También el Do (armadura para el cuerpo) que se reforzaba con cuero y se cubría con laca. Durante este tiempo, tres Dojo adquirieron gran popularidad y se les llegó a conocer por “Los tres grandes Dojo de Edo”. Estos eran Genbukan dirigido por Chiba Shusaku; Renpeikan dirigido por Saito Yakuro y Shigakkan dirigido por Momio Shunzo. Chiba intentó sistematizar las técnicas de la espada de bambú estableciendo el llamado “Sesenta y ocho Técnicas del Kenjutsu” que fueron clasificadas de acuerdo a un sistema de puntos por golpes. Técnicas como la Oikomi Men o la Suriage Men y otras que fueron bautizadas por Chiba aún están en vigor.

Tras la Restauración Meiji en 1868, la clase Samurai fue disuelta y se prohibió portar espada. Como resultado, muchos Samurai perdieron su empleo y el Kenjutsu sufrió un descenso dramático. A partir de entonces, el conflicto Seinan que sucedió en el año 10 de la era Meiji (1877) resultó ser un movimiento inútil de resistencia de los Samurai contra el Gobierno Central que parecía indicar el reestablecimiento del Kenjutsu entre la policía Metropolitana de Tokio. En el año 28 de la era Meiji (1829), el Dai Nippon Butokukai se estableció como una organización nacional para promover el Bujutsu, incluido el Kenjutsu. Alrededor de 1899, “El Bushido” fue publicado en inglés lo que fue considerado como un resumen de los pensamientos y filosofía Samuráis. Tuvo una gran influencia internacionalmente.

El primer año de la era Taisho (1912), el Dai Nippon Teikoku Kendo Kata (bautizado más tarde como Nippon Kendo Kata) se estableció mediante el uso de la palabra “Kendo”. El establecimiento de la Kendo Kata facilitó la unificación de muchas escuelas para procurar que la técnica y es espíritu del sable japonés pudiera pasar a las generaciones posteriores, así como para remediar el uso impropio de las manos provocado por el entrenamiento con espada de bambú y corregir golpes imprecisos hacia el ángulo de oponente. Fue así como el Shinai comenzó a verse como una alternativa a la Katana. Y, en el octavo año de la era Taisho (1919), Nishikubo Hiromicho consolidó los objetivos principales del Samurai bajo los nombres de Budo y Kendo ya que eran de lo que esencialmente se formaban.

Tras la segunda Guerra Mundial, el kendo dejó de usarse durante un tiempo bajo la ocupación de las Fuerzas Aliadas. De todos modos, fue en 1952 cuando la “Federación de Kendo de Todo Japón” se formó, que el Kendo resurgió. El Kendo representa un papel importante en la educación y es popular entre los jóvenes y mayores, tanto en hombres como mujeres. Varios millones de practicantes de Kendo de todas las edades disfrutan practicando en entrenamientos regulares de Kendo.

Además, el Kendo está generando interés en todo el mundo, y cada vez más, practicantes internacionales se unen al mundo del Kendo. La Federación Internacional de Kendo (IKF) se fundó en 1970 y el primer Campeonato Trienal Mundial del Kendo se celebró en el Nippon Budokan ese mismo año. En julio de 2003, el decimosegundo Campeonato Trienal se celebró en Glasgow, Escocia. Practicantes de Kendo de cuarenta y un países participaron en el evento.

Fuente: www.kendo-fik.org