Durante el 1º Seminario para Instructores de Kendo de la CLAK, Furukawa Kazuo Sensei (Kendo Kyoshi 8º Dan) transmitió un interesante Testimonio del Maestro Moriji Mochida (Kendo Hanshi 10º Dan).

En el Kendo, hasta los 50 años de edad hay que estudiar y practicar las bases hasta asimilarlas por completo.

Normalmente se piensa que las bases son una cosa que se aprende y se termina de adquirir en el periódo inicial. Pero esto es un enorme error. Justamente a causa de esta idea hay muchísimas personas que aprenden las bases y las dejan archivadas en la cabeza sin profundizarlas ni practicarlas nunca más.

Yo, tardé 50 años en aprender las bases con mi cuerpo.

Mi kendo entró en la fase de la practica verdadera, solamente, después de los 50 años. Porque solo después de esa edad pude comenzar a practicar el Kendo usando el corazón.

A los 60 años, las extremidades inferiores y la espalda se vuelven más debiles. Lo que cubre esta debilidad es el corazón. Empecé, entonces a esforzarme en aplicar el corazón para hacer más fuerte donde se es más débil.

A los 70, todo el cuerpo se vuelve más débil. Entonces, empecé a esforzarme para no mover el corazón. Si no se mueve corazón propio, el corazón del oponente se refleja en el de uno. Trataba de mantener mi corazón en calma para que no se moviera.

A los 80, mi corazón no se movia más. Pero, cada tanto, me penetraba algún pensamiento. Ahora, estoy tratando de no hacer entrar en mi corazón, estos pequeños pensamientos errantes.

Moriji Mochida

Moriji Mochida

Moriji Mochida(1885-1974) llamado “El Gran Esgrimista” desde fines de los años 20 hasta comienzos de los 70.

Nació en el año 1885 en la prefectura de Gumma. Su padre Zensaku Mochida, enseñó desde temprana edad a su joven hijo Moriji los fundamentos del Kendo. Empezó su instrucción de Kendo entrando al Bujutsu Kyoin Yoseijo (Escuela de Instructor de Esgrima) del Kyoto Butokukai en 1907. En 1919 trabajó en el Departamento de Policía de la prefectura de Chiba. En 1929, en presencia del emperador Hirohito, Moriji Mochida ganó el Campeonato Nacional de Kendo. Dirigió el dojo Myogi en Tokio y también sirvió en la Oficina Metropolitana de Policía.

Durante mucho tiempo Moriji Mochida ha sido un abogado del Kendo como deporte y para convertirlo en deporte nacional. El 9 de Noviembre de 1961, el primer ministro Hayato Ikeda otorgó a Mochida la medalla cultural.
Moriji Mochida recibió el Décimo Dan por su habilidad incomparable como kendoista, siguió practicando y haciendo profundas observaciones sobre la esencia del arte hasta su muerte a los 89 años de edad.

Fuente: CLAK